Blog

Volver a oír, gracias a la tecnología

Juan Luque es la última persona afectada por una discapacidad auditiva que ha recuperado la audición gracias a un implante coclear colocado por el equipo de especialistas de la Clínica Universidad de Navarra. Su intervención es la última en engrosar la lista de las más de 1.000 operaciones realizadas por este centro médico y se integra en el Programa de Implantes Cocleares de Navarra, que hace 25 años comenzó la Clínica de forma pionera. Este programa de colaboración entre la sanidad pública y la privada esta mantenido con el Servicio Navarro de Salud.

Vecino de Barañáin (Navarra) de 70 años, Juan Luque comenzó a percibir los primeros síntomas de pérdida auditiva hace diez años. Desde entonces comenzó a usar un audífono, pero, a pesar de todo, su hipoacusia ha ido en aumento en los últimos años

Por este motivo, en Febrero de este año, entró en quirófano para que el equipo del doctor Manuel Manrique, director del Programa y especialista en Otorrinolaringología de la Clínica, le colocase un implante coclear. La cirugía se resolvió con éxito y un mes más tarde, tiempo requerido para la recuperación de la intervención, se le instaló el micrófono, el procesador y el transmisor de sonidos y se le conectó al receptor interno. Poco tiempo después, Juan comenzó a percibir sonidos con el oído operado. Según describe el paciente, inmediatamente después de la conexión comenzó a oír con claridad.

¿Pero exactamente, en qué consiste esta operación?

Manrique, describe el implante coclear como «un dispositivo capaz de sustituir todo lo que constituye el órgano periférico de la audición, el oído externo, medio e interno. Su aplicación se indica en aquellos casos en los que el oído interno y, dentro de él, la cóclea, presenta una destrucción prácticamente total de sus células. Es entonces cuando realizamos un bypass (puente) de este órgano, estimulando, a través de los electrodos del implante, el nervio coclear y así la vía auditiva»

implante

El programa de implantes cocleares es atendido por un equipo multidisciplinar constituido por diferentes especialistas dedicados al diagnóstico, tratamiento y posterior rehabilitación y seguimiento personalizado de los pacientes y se realiza tanto en niños como en adultos. El procedimiento quirúrgico para el implante coclear se realiza con anestesia general y tiene una duración aproximada de una hora y su objetivo principal es la colocación de electrodos dentro de la cóclea para estimular el nervio coclear de forma directa.

Esta  cirugía generalmente es bien tolerada por los pacientes. Suele requerir  dos días de hospitalización, aunque tiene una rápida recuperación y el alta es casi inmediata, permitiendo al paciente volver a lleva una vida normal de una forma rápida.

implante_2

Este es otro caso más de cómo la tecnología, junto con la medicina, puede mejorar la calidad de vida de las personas. ¿Conoces más ejemplo de casos de éxito?

Fuente de las imágenes:
commons.wikimedia.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *