Blog

Impresión 3D: La nueva herramienta para los trasplantes quirúrgicos

Coincidiendo con el Día Mundial del Trasplante, desde Start Tech queremos hablar de una nueva herramienta que está revolucionando la forma de realizar la cirugía en los mismos.

Desde que se inventó la impresión en 3D, su uso se ha aplicado en diversos campos de la tecnología y de la ciencia, entre ellos, la medicina.

Tras popularizarse este nuevo sistema de impresión, diversas investigaciones  tienen como objetivo la creación de piel, tejidos y órganos artificiales que puedan sustituir a otros dañados, haciendo más accesibles y rápidos los trasplantes.

tras

Muchas son las posibilidades que ofrece la impresión 3D pero seguramente se necesitarán años para que esto sea posible, sin embargo, lo que ya es una realidad es la impresión de replicas de modelos anatómicos para que los médicos puedan preparar operaciones complicadas.

Entre las réplicas más útiles están las del corazón. El corazón humano es un órgano complejo, además de ser extremadamente pequeño y, cualquier fallo durante la cirugía, puede causar la muerte del paciente. Por ello estas copias son tan increíbles, ya que alcanzan una fiabilidad del 100%, dando lugar a una copia exacta del órgano real a tratar.

tras_1

Este es un claro ejemplo de que las réplicas en 3D se pueden utilizar para salvar vidas y cada vez se usan con más frecuencia. A lo largo del 2015 han aparecido noticias que hacen referencia a cirugías a corazón abierto con éxito en niños como Andaenelie González, de cuatro años de edad o Mina Khan de dos años de edad.

En ambos casos, se usaron impresoras 3D para elaborar réplicas del corazón afectado a través de tomografías computarizadas, para asegurar la precisión de la maqueta, y a una escala de un 150% para que pudiera ser más manejable y poder apreciar mejor la zona en donde era necesario realizar la cirugía.

De esta forma, el tiempo que el paciente pasa en la mesa de operaciones es mucho menor, aumentando las probabilidades de éxito de la cirugía y por otra parte, estas maquetas, permiten a los cirujanos practicar con ella y encontrar la forma más efectiva de operar la zona dañada en el órgano.

tras_2

El proceso de impresión es cotoso y requiere mucho tiempo para desarrollar la réplica final, pero la maqueta contiene todo lujo de detalles y varios especialistas coinciden en que la diferencia a la hora de operar es más que notable.

¿Cómo creéis que avanzara la impresión 3D? ¿Podremos en un futuro conseguir órganos para trasplantar mediante la impresión en 3D?

Fuente de las imágenes:
http://www.materialise.com/
http://www.consalud.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *