Blog

El Metro: Una auténtica obra de ingeniería

El metro es uno de los transportes públicos más usado en las grandes ciudades, inventado en 1843 por el inglés Charles Pearson , es una manera eficaz y rápida para desplazarse en las grandes ciudades, pero…¿Sabes realmente como funciona?

A primera vista, el metro es simplemente un tren subterráneo. La mayoría de las veces, el tren consiste de varios vagones conectados que contienen asientos fijos y barras para que la gente se pueda sujetar cuando el vagón va lleno. A igual que un tren terrestre, el metro se mueve por raíles.metro

Hoy en día todos los sistemas de metro funcionan con electricidad. Para poder suministrar esta electricidad se usan cables en la parte superior de los vagones o un tercer raíl que está entre los dos de rodamiento del tren. Una rueda o una escobilla especial llevan la energía al motor eléctrico del tren. La energía eléctrica también controla los sistemas de ventilación. Los túneles subterráneos necesitan ventiladores y equipos de ventilación para hacer circular el aire. El aire que se tiene que mover es inmenso, por lo que nos podemos imaginar la ingeniería aplicada para esto.

El tamaño de la tripulación ha disminuido a través de la historia con algunos sistemas modernos con plena operación automática del tren (como los sistemas VAL, SAET, el sistema de Ansaldo Breda o el SelTrac) que permiten el funcionamiento del tren sin conductor (como en el Tren Urbano de San Juan, el metro de Copenhague, el metro de Rennes, el Docklands Light Railway de Londres o las línea 1 y línea 14 del metro de París). Otros trenes siguen teniendo los conductores, aún cuando su único papel es abrir y cerrar las puertas de los trenes en las estaciones.

metro_2

En estos sistemas hay una increíble mezcla de mecanismos de sensores, frenos y otros equipamientos que son controlados por sofisticados programas de ordenador. Todo es supervisado cuidadosamente para reducir la posibilidad de un error humano y mejorar totalmente el funcionamiento del sistema. Se usan sistemas de vigilancia con cámaras de circuito cerrado para tener todo controlado.

La señalización es también una parte importante del sistema, aunque se utilizan en trenes que no son automatizados. Esto permite al conductor manejar el tren de forma segunda. Estas señales van desde límites de velocidad  hasta señalizadores de extintores. Se usan códigos de colores para hacer saber lo que tiene que hacer el conductor en cada momento, ya sea parar, saber si el siguiente túnel está ocupado o si tiene que hacer algo determinado.

Se usan también sensores infrarrojos y otros sistemas de señales para comunicar a  dos trenes que no pueden estar ocupando la misma sección al mismo tiempo. Sin embargo, algunas señales puede ser físicas para asegura que los conductores obedezcan. Por ejemplo, algunas señales pueden activar los frenos de emergencia si un tren se ha saltado una señal de stop.

metro_1

Como podemos apreciar, los sistemas de funcionamiento de metro son más complejos de lo que en un principio parecen. ¿De qué otros sistemas de transporte te gustaría que habalramos en próximos blogs? Déjanos tus sugerencias en los comentarios.

Fuente de las imágenes:
wikipedia.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *