Cuando la tecnología y la medicina van de la mano

Parece ciencia ficción pero, para Allen Zderad, recuperar la visión después de 10 años es posible. Este ciudadano estadounidense de Minnesota ha recuperado la visión a sus 68 años desde que, hace 20 años se le diagnosticara una retinitis pigmentosa severa.

Esta enfermedad degenerativa provoca la pérdida progresiva de la parte del ojo que es sensible a la luz, de tal forma que quien la padece solo consigue ver un gran halo de luz brillante.

retinitis

Al principio Zderad solo podía ver formas difuminadas y sombras pero finalmente, hace una década, perdió la vista por completo…hasta ayer.

El responsable de que Zderad haya recuperado la visión es un dispositivo que, el Doctor Raymond Iezzi , oftalmólogo, investigador y responsable de llevar a cabo la cirugía y el proceso de recuperación de la visión de Zderad, ha denominado como un “ojo biónico”.

Este dispositivo se compone de dos chips colocados en el interior de los ojos  afectados, sustituyendo las retinas dañadas, y de unas gafas que actúan de pantalla protectora y en dónde está instalado el resto de componentes que conforman la prótesis. De esta forma Zderad es ahora capaz de reconocer formas humanas y otros objetos presentes en el entorno.

La visión de Zderad no es perfecta, ya que por el momento solo puede ver sombras difuminadas y contornos y harán falta muchas horas de terapia y ajustes en la prótesis para que pueda volver a tener una visión casi perfecta.

Por las imágenes que se pueden apreciar en el vídeo, este dispositivo permitirá a Zderad desenvolverse con más independencia y poder volver a ver a su familia, en especial a su mujer, que en palabras del mismo Zderad “puede reconocerla porque es la mujer más bella de la habitación”.

La historia de la recuperación de Zderad es curiosa, ya que el Doctor Iezzi, estaba tratando en un principio al nieto de Zderad, quién empezó a sufrir la misma enfermedad que su abuelo. Por este motivo el Doctor se puso en contacto con Allen y comenzó todo el proceso de cirugía y preparativos que ayer hizo posible que la recuperación de la visión.

ojo

Allen Zderad es el primer ciudadano de Minnesota y el decimoquinto estadounidense en llevar este tipo de implante, que abre las puertas a muchas otras personas afectadas con cegueras parciales (como su nieto) o incluso, en un futuro no muy lejano, podría restaurar la visión de una persona con ceguera total.

Está comprobado que cuando la tecnología y la medicina van de la mano pueden conseguir cosas maravillosas.

¿Creéis que el avance médico es posible sin las STEM? Queremos saber tu opinión, déjanosla en los comentarios.

Fuente de las imágenes:
http://www.telegraph.co.uk/
http://retinosis.umh.es/